Por la defensa, la empatída y la memoria | Revista DC
imagen

Por la defensa, la empatída y la memoria

Por: Iván Darío Hernández Jaramillo

Hemos elegido este mes dos películas que nos definen como seres humanos y ciudadanos de un todo. Una nos cuenta de una manera muy valiente la defensa hacia quienes tienen una posición vulnerable en el mundo, y otra es un documental obligatorio para todos los colombianos.

Okja: lucha por la vida (Estreno en NETFLIX)

okja

Okja de Bong Joon – ho es un canto a la vida y un himno de respeto a la comunidad extranjera. Es ante todo una película sobre los derechos humanos visto de una manera muy curiosa, no es a una persona a la que se intenta salvar, es a una inmensa y enternecedora bestia que representa a las personas vulnerables en el planeta. Okja  le es arrebatada a una niña que con gran determinación la ha cuidado, una multinacional tiene unos planes funestos para esta especie extraña. Entre capitalistas, manifestantes naturalistas y consumidores existen posiciones muy radicales sobre su destino. La niña lucha sola por defender a su bestia, ella es una persona sin políticas tendenciosas, pero sí con ideales de respeto y defensa de la vida. En tiempos de xenofobia y pre conceptos hacia quienes consideramos distintos por la cobardía de no querer vernos a los ojos o al espejo, Okja es una gran bofetada hacia quienes irrespetan la naturaleza diversa de quienes a diario nos rodean. También puede considerarse un ejemplo sobre la gran necesidad de defender a las minorías vulnerables entendiéndolas como parte de nuestro mundo.

 

El documental que nos define: El silencio de los fusiles

el silencio

Hay dos directoras de cine en el mundo que han sentado un precedente sobre los terribles males de la guerra, una es Kathryn Bigelow, una imbatible narradora de la cuestionable presencia estadounidense en Oriente Medio y otra es la periodista colombiana Natalia Orozco, quien con una valentía atronadora nos entrega un documento que define la vida de muchas generaciones, incluidas las venideras en nuestro país. Nunca había visto un documental tan poderoso sobre las marcas dejadas por el conflicto armado, y nunca se había hablado con tal respeto, inteligencia y contundencia sobre el camino que tocó recorrer para la firma de la Paz entre las FARC y el Gobierno colombiano. El silencio de los fusiles divide la historia del cine nacional, así como nuestro destino tuvo un antes y un después de esta firma tan necesaria de los acuerdos. Más que un documental, es un apasionante recorrido por el pedregoso sendero que se recorrió hasta llegar a una lastimada y anhelada firma de la paz.

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
publicidad
publicidad
publicidad