Un erotismo flácido: 50 Sombras liberadas | Revista DC

Un erotismo flácido: 50 Sombras liberadas

Nuestro periodista Iván Darío Hernández Jaramillo presenta la DCrítica de 50 sombras liberadas.

¿Recomendada para quién? Para aquella audiencia que valida la violencia de género, entendiendo esto como garrotazos, accesos carnales violentos por venganza, castigos, entre otras.

Para quienes suspiran, se enamoran, pero detestan la violencia de La mujer del animal. Por eso que uno tiene yates y músculos y el otro personaje barriga y vive en el monte.

¿De qué se trata? De una película erótica que le bajaría las ganas a Calígula. De una inocencia tan bobita que ni ofensiva se le puede considerar.

50 sombras liberadas

Ella, Anastasia, es visitada por Christian, su nuevo esposo, quien se le mete a la berraca a la oficina para reclamarle por un correo que él le envió y que le rebotó a los 5 minutos de habérselo mandado. 

Anastasia se va de tragos, no le contesta a Christian y él en venganza le hace el amor de manera brusca, ordinaria, y sin consentimiento, a su devota esposa.

¿Vale la pena? Es simpático ver a la salida cómo todo mundo esperaba ver más violencia y chancletazos… Y a las 2 horas volverán al movimiento #MeToo.

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Etiquetas

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad