El tour que manda la parada: Grafiti Tour | Revista DC
Grafiti Tour en la Candelaria. Foto: Thomas Gallego Grafiti Tour en la Candelaria. Foto: Thomas Gallego

El tour que manda la parada: Grafiti Tour

Según Trip Advisor, es el plan más interesante para los viajeros extranjeros que se le miden a Bogotá. Hicimos el recorrido de dos horas y media por las muestras de arte callejero y nos animamos a recomendárselo a cualquiera que quiera redescubrir su capital y la historia no oficial del país.

Así como nadie es profeta en su tierra, a nadie se le ocurre hacer turismo en su propia ciudad. Uno supone que pasear por sus calles en plan de descubrir novedades es un asunto reservado a quienes vienen de visita.

Los recorridos por el arte callejero del centro demuestran lo contrario. Los turistas extranjeros, a diferencia de los habitantes locales, están dispuestos a sumergirse en el acelerado corazón de la ciudad.

Grafiti Tour en la Candelaria. Foto: Thomas Gallego
Grafiti Tour en la Candelaria. Foto: Thomas Gallego

¡Boom! La recompensa no se hace esperar: la Bogotá gris y monótona que tanto critican sus habitantes se convierte en una experiencia colorida y multisensorial. DjLu, Toxicomano, Guache, Rodez, Stink Fish, GLeo, Malegría, Bastardilla, entre otros artistas callejeros colombianos, seducen con su trabajo a los extranjeros que recorren el centro, en busca de una experiencia para justificar el hecho de haber viajado cientos de kilómetros hasta aterrizar en una ciudad con mala fama a nivel mundial.

Sin embargo, los muros no son propiedad exclusiva de los grafiteros y muralistas locales. Ellos no practican la xenofobia ni los celos. El idioma universal de los artistas callejeros es la pintura y su nación son las paredes de cualquier lugar del planeta.

Así como los turistas vienen de diferentes lugares del mundo, los murales y grafitis tienen firmas de muchos países. Pésimo (Perú), Ericailcane (Italia), Mantra (Francia), Ralph Ziman (Sudáfrica), Pez (España) y Javier Almirón (Argentina) son algunos de los extranjeros más reconocidos en la escena mundial del street art, que hoy entretienen a los turistas de todo el planeta con su trabajo en las paredes bogotanas.

Grafiti Tour en la Candelaria. Foto: Thomas Gallego
Grafiti Tour en la Candelaria. Foto: Thomas Gallego

Un recorrido por el arte callejero

Precisamente, estos recorridos nacieron hace siete años, por iniciativa de dos artistas callejeros extranjeros: Crisp de Australia y Opek de Canadá se dieron cuenta de que la ciudad estaba a la altura de las grandes capitales mundiales del arte callejero.

Hoy ofrecen, según Trip Advisor, el plan número 1 del turismo bogotano. El aporte es voluntario si se participa del tour en los horarios de 10 de la mañana y 2 de la tarde. Si usted quiere escucharlo en español y con un grupo reducido debe pagar $200.000 por un combo de dos a cinco personas.

“Crisp y Opek ya habían pintado acá. Hace siete años el turismo empezaba a crecer y vieron la oportunidad de mostrar Colombia de una forma más profunda”, comenta Jahir Dimaté, guía turístico de Bogotá Grafiti Tour.

Pudimos comprobar que Trip Advisor, la web especializada en viajes más taquillera del planeta, no está mintiendo. Sin duda, los recorridos les permiten a los visitantes echarse un chapuzón en aguas más profundas que las de las visitas a museos, plazas, parques y las demás atracciones turísticas tradicionales.

Grafiti Tour en la Candelaria. Foto: Thomas Gallego
Grafiti Tour en la Candelaria. Foto: Thomas Gallego

“Al viajar por América Latina he comprobado que Bogotá es una de las grandes mecas del grafiti. El nivel técnico es muy alto y las propuestas varían de acuerdo a la localidad en la que se trabaja”, comenta Rodez, uno de los pioneros del movimiento, quien junto a sus dos hijos acaba de realizar un extraordinario trabajo de muralismo basado en la cosmogonía muisca en el Parque de la Concordia.

Sin duda, el nivel artístico de la propuesta local hace rato dejó de ser la intuición de un par de extranjeros para convertirse en noticia mundial. The Guardian, BBC, New York Times, Huffington Post, Brooklyn Street Art y Graffiti Street le han dedicado espacios a su difusión. Por su parte, Bombing Science, blog canadiense, ubicó el año pasado a Bogotá en el séptimo lugar entre las 99 ciudades más importantes del mundo en street art.

En el reconocido listado, la capital fue superada por Nueva York, Londres, París, Sao Paulo, Berlín y Los Ángeles y les pintó la cara a Ámsterdam, Ciudad de México, Río de Janeiro y otras capitales del movimiento.

“Bogotá tiene un nivel muy alto. No solamente en cuanto a técnica. Desde hace 15 años, una generación de sociólogos, comunicadores, diseñadores, artistas, publicistas empezó a usar la calle como un medio de expresión con tintes políticos. Por eso hay una dinámica y una identidad propias”, comenta Guache, uno de los artistas callejeros colombianos más reconocidos.

Grafiti Tour en la Candelaria. Foto: Thomas Gallego
Grafiti Tour en la Candelaria. Foto: Thomas Gallego

Aerosoles con historias

El recorrido no se queda en una muestra de lo que son capaces de hacer los artistas cuando tienen un muro y suficiente pintura en frente. La historia del país aparece en las fachadas para evidenciar que los colombianos tienen pensamiento crítico, compromiso social y talento para transformar en arte las dificultades.

“Este tour me enamoró porque propone un turismo diferente. Cuando estudié nunca me enseñaron que se podía trabajar el grafiti. Es crítico y permite que los extranjeros se lleven una visión más realista del país”, comenta Yuly Vargas, de Bogotá Grafiti Tour. 

Jaime Garzón, los líderes sindicales asesinados, los taitas indígenas y sus saberes ancestrales, Gabriel García Márquez, los frutos endémicos del país, algunas de las especies que nos convierten en el segundo país con más diversidad de aves en el mundo y los campesinos que sufren los embates de la minería son los personajes que habitan los muros.

“Es sorprendente ver las dos caras de la moneda: la creatividad de los colombianos y las injusticias que han vivido en su historia. Este tipo de propuestas superan el turismo superficial, te dejan enamorado y a la vez con una perspectiva más real del lugar”, comenta Marie Grasset, una joven francesa, en medio de un trancón de turistas en la Calle del Embudo.

A su alrededor, una australiana y su bebé, cuatro alemanes que recorren el mundo desde que entraron a la tercera edad, dos brasileras que parecen vestidas para un cóctel, un parche de jóvenes canadienses en pantaloneta y sandalias y un japonés que no ha parado de tomar fotos comprueban que el grafiti tour es el hit turístico del momento.

Grafiti Tour en la Candelaria. Foto: Thomas Gallego
Grafiti Tour en la Candelaria. Foto: Thomas Gallego

SOBRE LOS RECORRIDOS
Punto de encuentro: Parque de los periodistas (entre Carreras 3 y 4, y la Calle 17 y el Eje Ambiental)
Hora: salidas a las 10:00 a.m. y 2:00 p.m.
Costo: aporte voluntario (tour en inglés). Tour privado en español, $200.000 (previa reserva)
Info.: bogotagraffiti.com

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad