Humedales: tesoro de agua bogotano | Revista DC
Humedal Tibabuyes. Foto: Patty González. Fundación Humedales Bogotá www.humedalesbogota.com Humedal Tibabuyes. Foto: Patty González. Fundación Humedales Bogotá www.humedalesbogota.com

Humedales: tesoro de agua bogotano

Su importancia radica en que son reguladores del ciclo hídrico, controlan y previenen inundaciones, mejoran la calidad del aire, son refugio de especies endémicas, hábitat de especies residentes y migratorias e invitan a la contemplación, la reflexión y la calma.

A pesar de que en las últimas cinco décadas, las 5.000 hectáreas de humedales que convertían el lugar en un paraíso acuático han disminuido a 600 por causa de la actividad humana, estos ecosistemas de gran valor natural y cultural siguen siendo un patrimonio de la ciudad.

Bogotá es única. Ninguna otra ciudad grande del planeta cuenta con tal extensión de estos ecosistemas. Protegerlos es indispensable para la preservación de su riqueza, la conservación de la biodiversidad y el desarrollo cultural y turístico”, comenta el biólogo José Tavera.

Humedal La Conejera. Foto: Laura Daniela Sánchez De Armas y Jorge Emmanuel Escobar Moreno, Fundación Humedales Bogotá www.humedalesbogota.com
Humedal La Conejera. Foto: Laura Daniela Sánchez De Armas y Jorge Emmanuel Escobar Moreno, Fundación Humedales Bogotá www.humedalesbogota.com

Los indígenas los llamaban chupqua, los consideraban sagrados ya que sabían su importancia para el equilibrio de la relación entre el ser humano y la naturaleza. Para ellos eran el espejo del alma de su pueblo. Hoy, cientos de años después y a pesar del daño ocasionado por la ganadería, la agricultura, la minería, la deforestación y la urbanización, siguen siendo el refugio de diversas especies de flora y fauna.

Tinguas, gavilanes y toches de pico de plata surcan sus cielos junto a decenas más de aves. Musarañas, ardillas y curíes son algunos de los roedores que se camuflan entre su húmeda y espesa vegetación. Los botoncillos con sus flores de amarillo intenso, el invasivo buchón, la filuda cortadera y los frondosos helechos de agua son apenas cuatro de las especies de plantas nativas que engalanan estos pantanos y le permiten a los 10 millones de personas de la ciudad respirar un aire más puro, tomar agua cristalina y sentirse parte del ecosistema que habitan.

Humedal El Burro. Foto: Patty González. Fundación Humedales Bogotá www.humedalesbogota.com
Humedal El Burro. Foto: Patty González. Fundación Humedales Bogotá www.humedalesbogota.com

“Yo vivo en el sector para poder visitar el humedal. Hago ejercicio en las mañanas y lo visito los fines de semana con mi esposa y mis hijos porque queremos que ellos valoren la fortuna de tener un espacio de naturaleza casi virgen a solo quince minutos de la puerta de su casa”, comenta Rubén Romero, asiduo visitante de La Conejera, considerado el humedal insignia de Bogotá.

Los muiscas lo llamaban Huzhe Tibacuy, es el más biodiverso de la sabana bogotana, en sus 59 hectáreas de extensión crecen especies endémicas como la Margarita de Pantano; y Ramsar, convención internacional de humedales, lo consideró en 2012 como uno de los mejores 12 lugares del planeta para el desarrollo del turismo sostenible.

Bogotá se convirtió en la primera ciudad del país y de Latinoamérica en recibir la certificación Ramsar, convenio que promueve la conservación y el uso racional de los humedales

Según Humedales Bogotá, entidad encargada de la preservación y el turismo en los pantanos de la ciudad, su importancia radica en que son reguladores del ciclo hídrico, controlan y previenen inundaciones, mejoran la calidad del aire, son refugio de especies endémicas, hábitat de especies residentes y migratorias e invitan a la contemplación, la reflexión y la calma.

Los humedales bogotanos reconocidos son 15 y en la mayoría de ellos se puede hacer turismo, recreación y deporte. Junto al de La Conejera, Juan Amarillo, Córdoba, Tibabuyes, Santa María del Lago y Techo son unos de los más importantes. Las caminatas ecológicas, las del mes y la nocturna son tres de los espacios que organiza Humedales Bogotá y que les permite a los habitantes de la ciudad disfrutar de estas reservas hídricas de tradición ancestral.

Humedal La Conejera. Foto: Laura Daniela Sánchez De Armas y Jorge Emmanuel Escobar Moreno, Fundación Humedales Bogotá www.humedalesbogota.com
Humedal La Conejera. Foto: Laura Daniela Sánchez De Armas y Jorge Emmanuel Escobar Moreno, Fundación Humedales Bogotá www.humedalesbogota.com

SOBRE HUMEDALES BOGOTÁ:
Si quiere acercarse a la naturaleza y respirar aire puro, Humedales Bogotá lo invita a sus caminatas ecológicas. Sobresalen las rutas a los cerros, quebradas, páramos y humedales, escenarios donde se pueden admirar algunas de las más de 160 especies de aves que habitan la sabana y las que llegan en temporada migratoria, la inmensa biodiversidad de plantas y las diferentes fuentes de agua que desde tiempos inmemoriales alimentan la vida en esta zona.
Teléfonos: 3115009192, 3144074889
Correo electrónico: [email protected]
Info.: humedalesbogota.com

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad