La Bastilla sigue en revolución | Revista DC
Barrio La Bastilla Medellín. Fotos: Juan Fernando Ospina Foto: Juan Fernando Ospina

La Bastilla sigue en revolución

Tintico, ron, aguardiente y chirrinchi se sirven a toda hora en este corredor peatonal ubicado en el corazón de Medellín. En 1920 existió el café La Bastilla, que le dio nombre a este pasaje que aún sigue en revolución.

A pocos metros del emblemático edificio Coltejer, haciendo una diagonal en sentido sur oriente, se encuentra uno de los sectores más pintorescos de la ciudad. A pesar de estar muy cerca de Junín, paso obligado del turismo, el pasaje La Bastilla ha desarrollado una dinámica particular y casi exclusiva para algunos paisas.

Barrio La Bastilla Medellín. Fotos: Juan Fernando Ospina
Foto: Juan Fernando Ospina

La Bastilla integra las cuadras de la Avenida La Playa con Colombia, Colombia con Ayacucho, y esta última, separada por el tranvía, con Pichincha. Tan estratégica es su ubicación que muchos medellinenses aseguran que aquí sí queda el verdadero centro.

Si el recorrido se hace sentido norte sur, y es su primera vez, los sonidos del tango y otras melodías populares, y el bullicio de apostadores y bebedores profesionales a toda hora, es algo que seguro le llamará la atención.

Barrio La Bastilla Medellín. Fotos: Juan Fernando Ospina
Foto: Juan Fernando Ospina

Esta primera calle está llena de barcitos que despachan ráfagas de guaro, rones y tintos de greca, y, como ningún otro lugar del país, se reúnen apostadores de hípica y de cuanto juego de azar se haya inventado la humanidad. Y cuando hay jornada de fútbol local, hinchas del verde y del rojo también vienen a parar aquí. Desempleados, pensionados y vagos, entre otros personajes, se juntan en este tramo para desafiar la suerte y echar carreta.

Después de cruzar esta animada cuadra se encontrará con una muy distinta, que tiene un dinámico mercado ambulante del libro nuevo, usado y uno que otro pirata, y con el tradicional Centro Comercial del Libro y la Cultura construido en 1990 para el mismo propósito.

Barrio La Bastilla Medellín. Fotos: Juan Fernando Ospina
Foto: Juan Fernando Ospina

En este sector el negocio de los elepés también adquiere importancia y el azar reaparece en puestos autorizados para la venta de lotería. Aquí el libro viejo y su precio aportan un respiro al bolsillo en medio de tanto derroche.

Por último, al cruzar la calle del tranvía, el peatón se reintegra al comercio y al alboroto de una ciudad que le está apostando a recuperar metro a metro su centro. Para la revolución de La Bastilla se han invertido más de 2.700 millones de pesos representados en infraestructura, mobiliario, arborización y capacitación a sus comerciantes, entre otras cosas.

Barrio La Bastilla Medellín. Fotos: Juan Fernando Ospina
Foto: Juan Fernando Ospina

La cultura de servir café especial y sus nuevos métodos serán protagonistas en estos bares que, según los cronistas, en sus buenos años eran el epicentro de las mejores tertulias de la villa, animadas por don Tomás Carrasquilla.

Dónde: Desde la Avenida La Playa (Calle 52), hasta Pichincha (Calle 48), y llegando en Metro por la Estación Parque Berrío

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
publicidad
publicidad