De potrero a plaza de mercado | Revista DC
Plaza Distrital de Mercado de las Ferias Plaza Distrital de Mercado de las Ferias

De potrero a plaza de mercado

Inés y Mercedes llegaron a la Plaza Distrital de Mercado de las Ferias cuando todavía era un potrero, hace exactamente 70 años. Lo increíble es que siguen ahí. Esta es su historia.

Por: María Antonia León

“No recuerdo en qué año mi mamá se murió y yo tenía un hijo que se me habíaextraviado, pero apareció cuando vinimos a misa a la iglesia de Monserrate. Cuando volví al pueblo mis amigas me dijeron que usara mi conocimiento y me viniera con un mercado para venderlo en Bogotá y visitar nuevamente a mi hijo. Así fue como me vine con unos pollos en un costal, unas arepas en un canasto y en otro canasto unos huevos con paja montañera”, cuenta Mercedes Patiño de Parra.

Mercedes Patiño de Parra
Mercedes Patiño de Parra 

Para ese momento no existían las plazas de mercado de hoy, sino mercados campesinos, que se ubicaban en distintas zonas de la ciudad. Mientras Mercedes organizaba su viaje desde Tibaná, Boyacá, en la vereda de Chiguatá, Inés Novoa de Cuncanchón y un grupo buscaban un lote para organizar su puesto. Así fue como se encontraron. Corría el año de 1948 y se convirtieron en fundadoras de la plaza.

“Esto era solo barro, greda, agua, pasto y un sembradero de papa, alverjas y de todo. Nos iban a dar un lote, pero era muy pequeño para plaza, así que nos vinimos para acá, donde había un potrero muy grande. Entre la Carmen, el papero, el Hernando, el perro negro y el compadre Amadeo unimos fuerzas. Recolectamos para varas y alambre de púas y cercamos todo esto”, explica Inés.

Ines
Inés

Solo hasta 1964 fue inaugurada oficialmente como Plaza Distrital de Mercado las Ferias. A lo largo de 70 años, estas dos mujeres emprendedoras han visto las trasformaciones del lugar. A su vez, han tenido que reinventarse, sumar y restar productos, hacer nuevas inversiones y cuidar a la clientela.

“Por aquí quedaban unos callejones muy feos. Estaban haciendo la plaza y un día llegué con mi mercado y la Policía me dio un lugar en la plazoleta, luego me entraron y rodé por muchos puestos, hasta que llegó un administrador que me echó a la calle por vender pollos vivos, pero después pude volver a entrar y me acomodé aquí en la puerta, y de aquí ya no me muevo”, afirma Mercedes.

Aunque tiene 96 años, ella todavía trabaja porque afirma que venir a la plaza es lo que la mantiene con vida: aquí están sus amigas y todavía vende algunas verduras, arepas y huevos. Inés es menor, tiene 88 años, y afirma que no se siente tan vieja. De hecho, sus clientes la conocen como ‘la mamá regañona’.

imagen

“Mis clientes quieren que todo lo que compran esté perfecto, pero perfecto solamente es Dios”, asegura la vendedora de ruda, yerbabuena, albahaca, caléndula, ajos, moringa, adobos, ajosal, miel, achiote, cúrcuma, brevas, hojas de sábila y limones.

Al lado del puesto de Inés queda la floristería de Ligia, su hija, quien llegó a la plaza hace 55 años. Ambas venden aromáticas, las siete yerbas para los riegos, latos y los bronquios, marañones, flor de cauto, y papayuelas. Y en su negocio, Ligia tiene lirios, rosas, pompones, gladiolos, campanolas, chirosas, hortensias y claveles. “A veces la juventud cree que solo se consiguen cosas en el centro comercial y no saben que existen las plazas de mercado. Los padres son los responsables de traerlos aquí”, afirma.

flores

Renovaciones y tecnologías

Actualmente la plaza vive varios procesos de remodelación. Una parte del primer nivel ya cuenta con piso nuevo, lámparas, techo con claraboyas y señalización. Los productos más comunes son las frutas, las verduras y los granos, pero también hay algunos puestos de carnes; y en el segundo nivel está la zona de artesanías, con grandes canastos, escobas, cucharas, marranos y vasijas de barro, trampas para ratones, exprimidores de limones, embudos de plástico y estropajos.

plaza

En un rincón solitario junto a la sala donde queda la biblioteca está el puesto de Rosa Adelia Pedraza, también considerada entre las fundadoras de la plaza: llegó de la del 12 de Octubre hace 55 años. “Al principio yo vendía batán, así llamábamos las telas, los zapatos, las blusas y los bluyines. Mucho después empecé a vender artesanías. La plaza es una aventura porque a veces se vende y a veces no”, explica.

En la zona remodelada se encuentran varios restaurantes. También un puesto de muebles modernos, con sofás, esculturas, mesas y estanterías. La iluminación de la zona y la pulcritud de los pisos ofrecen un ambiente agradable para los visitantes, muchos de los cuales entran a degustar las ensaladas de frutas, los jugos especiales, afrodisíacos y medicinales; o a comprar ceviches de camarón, gomas de frutas, mieles y helados.

gomas

“El cóctel de noni, por ejemplo, se prepara con agraz, mora, uva isabela y vitaminas. El borojó, que tiene muchas propiedades y entre más añejo más medicinal, se prepara con chontaduro, un producto muy bueno para la migraña, y cola granulada. El especial tiene cangrejo, ostras y embrión de pato, que sirve como rejuvenecedor de células”, afirma Edilma Suárez Romero, quien trabaja en la frutería y cevichería del lugar.

Las Ferias es una de las tres plazas distritales que cuentan con Mercadoni, una aplicación para hacer domicilios desde dispositivos móviles. Se puede bajar en las tiendas de iPhone y Android. El programa está en modo piloto, pero ya cuenta con agentes dispuestos a recibir los pedidos y entregarlos en las casas de los usuarios. Literalmente, mercado del campo a la casa a unos pocos clics.

Mercedes e Inés

Dónde: Avenida Rojas No. 74- 52

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad