La residencia universitaria, su evolución y sus cuitas | Revista DC
City U Cortesía: City U

La residencia universitaria, su evolución y sus cuitas

Del cupo universitario y el cuarto en casa de familia a los nuevos edificios inteligentes, tipo hotel cinco estrellas, ha habido una increíble modernización, aunque el convivir con gente nueva siempre será aprendizaje y desafío, independientemente de lo modesto o sofisticado del espacio.

Cada semestre miles de estudiantes se inscriben en las cerca de 100 universidades capitalinas. Aunque no se ven más las residencias dentro de las universidades donde se formaron importantes comunidades como hace años en la Nacional, alrededor de las públicas y las privadas siempre ha habido y habrá una abundante oferta de residencias particulares con alguien dispuesto a abrir la puerta a cualquier hora o con un gran candado que no se le abre a nadie después de las 10:00 p.m. o con tarjeta de lectura electrónica.

Residencias universitarias. Alejandro Franco
Alejandro Franco. Foto: Thomas Gallego

Para el presidente del proyecto Esstudia, Mauricio Vargas: “graduarse del colegio, irse de casa y entrar a la universidad es diferente en Europa y USA, que son sociedades más individualistas, donde la salida de los jóvenes se da de manera más natural y la movilidad geográfica para estudiar (y trabajar) es la norma. En Colombia, dejar el hogar y cambiar de ciudad es más traumático para los padres que siguen siendo muy protectores en la etapa universitaria, por eso elegimos el modelo de residencia “boutique” para ofrecer tranquilidad a las familias”.

Alejandro Franco, dueño de dos residencias en Palermo, piensa que “los estudiantes llegan siendo casi niños y aquí crecen. Hay padres que le piden a uno que les cuente si llegan tarde. A veces lo hago, depende del estudiante, hay unos más juiciosos que otros. Pero si alguien que acostumbra a llegar a cierta hora no llega, me preocupo”. Es amigo de muchos huéspedes, quienes normalmente se quedan toda la carrera a menos que algo extraordinario pase, como perder el semestre. Más que un negocio, siente que crea una familia, a la que por casualidad han llegado pocos estudiantes de Medicina, pero muchos de Arquitectura, entre otras carreras, y africanos, brasileros, peruanos, chilenos y gente de casi todo el país.

Te puede interesar: Temporada escolar: la guerra del centavo

Residencias universitarias. Esstudia
Cortesía: Esstudia

Dónde vive, qué hace

En las residencias también hay un importante porcentaje de bogotanos como Mateo Duque, residente de City U y Michael Cubillos, quien vive en una de las residencias de Alejandro. Mateo estudia Derecho en la Sergio Arboleda, tiene 23 años y compartía un apartamento en Chapinero Alto con su mamá, pero desde que ella se fue a vivir con su novio, a él le pareció más práctico y económico pasarse a la residencia que quedarse solo en el apartamento. Michael, de 24 años, es divorciado y un inquieto comerciante de productos de tecnología, lotes en Fusa y cuando le queda tiempo, maneja Uber; su relación con la familia en la ciudad no es tan estrecha como para vivir con ella. Se pasó de Madeleine, en el sur occidente, a Palermo desde hace dos años, para estar más cerca de sus trabajos, pero al igual que Mateo, porque le encanta conocer y compartir con otra gente, incluso se cambió de una primera residencia donde solo estuvo dos meses porque le pareció muy solitaria. En esta hay estudiantes de Derecho, Psicología y Dirección de Cine. De todos aprende un poco. Al llegar de su trabajo siempre tiene alguien con quien conversar, comer o ver una película. Lo único negativo que le ve es que, como todo está amoblado y resuelto hace tiempo, no compra sus propias cosas y siente que se acerca el momento de dejar la residencia.

Residencias universitarias. Esstudia
Cortesía: Esstudia

Sobre cómo llevarse bien con gente tan diferente, Mateo cree que “la práctica hace al maestro”, aunque hablar directa y tranquilamente es su clave, como decirle a alguno “el otro día no lavaste los platos” o “tú te levantas muy temprano y yo me acuesto tarde, ¿te molesto con eso?”. Emilio, un estudiante italiano de intercambio de Relaciones Internacionales; Camilo, de Economía; y Álvaro, de Artes Liberales, son sus compañeros de habitación, aunque todos de personalidades distintas, han podido ir juntos a un concierto de Bach en el Centro y lo más importante: siempre hay uno que se levanta más temprano y puede despertar al resto para no llegar tarde a clase.

Residencias universitarias. City U
Fachada City U

Todo cambia, todo cambia

En Teusaquillo, María Andrea, una mujer que les alquila a estudiantes desde hace 17 años, se queja “porque a la vuelta de la esquina, personas de casas de familia más informales les preguntan a los chicos cuánto pagan, si dicen $500.000 les ofrecen menos. Y ahora hasta meten seis en un solo cuarto”.

Mientras tanto, Alejandro remodela sus habitaciones individuales para 25 personas desde $700.000, de baño privado y con derecho a comidas, lavandería, áreas comunes y la amistad del joven gerente.

Residencias universitarias. City U
Cortesía: City U

En el Centro, dos de los más grandes proyectos habitacionales para estudiantes del país se han inaugurado en los últimos dos años: City U con sus tres torres de 30, 26 y 20 pisos cada una, para 1.713 habitantes en habitaciones individuales y cuádruples, desde $950.000 el mes, o $5.450.000 por semestre, con salas de estudio, auditorio, gimnasio, plazoleta de comidas, entre otros; y Esstudia con 152 habitaciones individuales desde $1.629.000, con chef y equipo de cocineros a bordo, conserje, que puede acompañar a los chicos si salen muy tarde de la U y una directora de residencia para solucionar desde un daño en el cuarto hasta dietas especiales.

En el grupo de WhatsApp del edificio de Esstudia alguien pide ayuda con las impresiones y otra busca unos tacones para la fiesta, los horarios de las comidas los obligan a conocerse y conocer a Bogotá en pequeño. Lo mismo que puede pasar en las demás residencias más o menos costosas, porque más allá del tipo de vivienda, es el sentido de comunidad lo que define a la residencia y eso lo construye la misma gente.

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
publicidad
publicidad