HISTERIA: Alejandra en la oscuridad | Revista DC
Histeria Histeria

HISTERIA: Alejandra en la oscuridad

Protagonizada por Alejandra Borrero y dirigida por Jimmy Rangel, Histeria es una oda a la ceguera, a las pérdidas y al enfrentamiento con los propios miedos.

Por: María Antonia León.

“Nuestra ceguera no modifica ni un ápice el curso de nuestras realidades interiores. Es verdad que nosotros, los ciegos, así como ustedes, los que ven, accedemos siempre al más bello de los mundos gracias a la imaginación”. Esto lo escribió la escritora sordo-ciega Helen Keller en El mundo en el que vivo, su libro autobiográfico. En agosto, Casa E estrena una producción de teatro en la oscuridad que pone a prueba sensaciones como estas.

En Histeria, Alejandra Borrero personifica a una mujer de más de cuarenta años que pierde repentinamente la visión. ¿Qué sentimientos pueden surgir cuando nos enfrentamos a una pérdida de esta naturaleza? La oscuridad se extiende en el escenario, penetra en el corazón del personaje y abraza al público en esta obra simbólica y elevada, escrita por Carlos Carvajal y Jimmy Rangel.

Histeria

Es un tipo de teatro que involucra a los asistentes y los invita a confiar, no en sus ojos, sino en el resto de los sentidos. Diderot escribió: “Encontraba que, de todos los sentidos, la vista era el más superficial; el oído, el más orgulloso; el olfato, el más voluptuoso; el gusto, el más supersticioso y el más inconstante; y el tacto, el más profundo y el más filósofo”.

Laura, el personaje de Borrero, se aferra a su intuición y al resto de sus sentidos para pronunciar parlamentos con un alto contenido poético, tan poderosos que desbordan las limitaciones que proponen las tinieblas. Diálogos sensibles, dramáticos y voluptuosos también componen la pieza. Su hija y su médico servirán de interlocutores para tratar de guiar al personaje por el nuevo camino que se presenta.

Las calles de una ciudad, un hospital y la casa de Laura son las locaciones en las cuales se desarrolla esta pieza teatral. Pero a diferencia de otras puestas en escena, no se trata de espacios meramente dispuestos en el escenario, sino que se extienden por todo el Teatro Arlequín, donde se presentará Histeria durante agosto y septiembre.

La lluvia, el viento, el temblor de los árboles y el paso de un tren nos muestran que vivir en la oscuridad no es vivir en un espacio invisible, sino lleno de elementos y de riqueza. Los efectos técnicos acompañan esta experiencia, que cuenta con la participación especial de Sara González.

“Hay espectáculos que son para las divas del teatro y este está hecho para una actriz como Alejandra Borrero: todo está pensado para ella. Es muy interesante ver una actriz virtuosa moviéndose en el escenario, arriesgándose en la oscuridad. Hay instantes donde el personaje juega con la locura, que por momentos nos recordarán a Alejandra en Pharmakon”, asegura Jimmy Rangel.

Histeria

“Hemos sobrevalorado la visión”: Alejandra Borrero

DC entrevistó a la protagonista de Histeria, una de las actrices de mayor trayectoria de nuestro país, con sensibilidad y talento para conmover a todo tipo de públicos.

DC: ¿Cómo ha sido para usted esta experiencia?
Ha sido muy impresionante trabajar a oscuras. No puedo decir los textos si no tengo los ojos cerrados. La loca de la casa, que es la imaginación, ha sido la más preñada de todas porque me toca imaginarme cada una de las cosas que estoy haciendo. Es un trabajo muy difícil porque los actores trabajamos con acciones que le van dando a uno un camino, y aquí no tengo ninguna acción física; solo texto.

DC: ¿Cree que la visión es el sentido más importante?
Hemos sobrevalorado la visión. Todos los sentidos son importantes pero la visión es en el que los seres humanos nos basamos más. Cuando se pierde la vista los demás sentidos se agudizan porque en cada uno de ellos hay una percepción esencial. Solo pensemos en los momentos en los que a través de un olor recordamos una escena de la infancia. El olfato es absolutamente perspicaz.

DC: Háblenos un poco sobre el teatro en la oscuridad, ¿qué es? ¿Cómo se hace?
Esta es una pieza como las que nos gustan en Casa E. Es teatro de inmersión donde el público va a vivir conmigo la situación de esta mujer. Es una obra intimista, dramática y trágica, al tiempo que está llena de efectos y sorpresas para el espectador. Los textos poéticos tan bellos, que escribieron Jimmy y Carlos, también ayudan a introducir al público en la oscuridad y la ceguera del personaje. Lo que van a sentir, oír y definir va a ser maravilloso.

Histeria

DC: ¿Es cierto que los espectadores no deberían ver la obra sino simplemente oírla?
Es una obra para ver con los ojos abiertos, el público no necesita cerrarlos porque todo estará a oscuras, así que de todas formas no podrán ver nada. Aunque esto es un decir, porque también hay momentos de luz. Podría decirse que es una obra que encandila.

DC: Luego de tantos años de experiencia, ¿qué tan desafiante fue este papel para usted?
Cada personaje que hago es un desafío y siempre está esa cosquillita en el estómago. Siempre estoy en un estado emocional muy fuerte. El escenario para mí es un placer y enfrentarme a personajes como el de Laura es un gusto porque tengo herramientas deliciosas con las que puedo jugar y eso me da una libertad enorme. Llevo treinta años haciéndolo. Para mí es como ponerme la ropa.

Dónde: Sala Arlequín de Casa E (Carrera 24 n.° 41-69).
Cuándo: Del 2 de agosto al 21 de septiembre, miércoles y jueves a las 8:00 p. m.
Boletas: $45.000, se pueden conseguir en Tu Boleta o en la taquilla del teatro.
Info.: www.casae.com

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.

Etiquetas

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad