Absalon Sinisterra: “La música del Pacífico se ha quedado en Bogotá porque ha conseguido un buen lugar” | Revista DC

Absalon Sinisterra: “La música del Pacífico se ha quedado en Bogotá porque ha conseguido un buen lugar”

Hace 17 años una circunstancia en la vida de Absalon Sinisterra le indicó a qué quería dedicarse el resto de su vida: a finales de abril de 2003, comenzó a subirse a los buses de Cali para cantar y solo una semana le bastó para saber que podía vivir de la música.

Ver cómo las personas disfrutaban su canto a pesar de no tener escolaridad musical, le ayudó a mejorar su parte emocional y personal. Al poco tiempo, en enero de 2004, comenzó con la composición y sentía mucha satisfacción cuando le preguntaban “¿De quién es esa canción tan bonita?”.

Absalon Sinisterra entrevista Revista DC. Foto: cortesía artista
Foto: cortesía artista

Sin embargo, cuando hizo su primer disco y empezó a probar suerte en las emisoras, se encontró con su primer ‘tropezón’: la hermética industria musical; al punto de que un día encontró su disco en la caneca de la basura de una emisora que había visitado.

Luego de todo esto, el cantante oriundo de Timbiquí, Cauca, decide mudarse a Bogotá, donde comienza con la música del Pacífico. Allí, junto al productor Gustavo Escobar, creó el disco Qué bonito, cuyas canciones surgieron de reunir a sus primos y hacer un viaje memorial al Pacífico colombiano. “Mientras cantaba, pensaba mucho en los viejos del pueblo, en mi abuelo y tal vez por eso el canto salió tan bonito, más allá de proponerlo. Todo eso surge de lo tradicional”.

Con los días, y a pesar de moverse solo en esta industria, fueron acercándose personas interesadas en su propuesta, como músicos deseosos de aprender sobre la música del Pacífico. “Los músicos están conmigo más por amor al arte y para aprender de la música del pacífico, porque en Bogotá ha llegado y se ha quedado porque ha conseguido un buen lugar”.

Así, hace 10 años que creó el proyecto Absalon y Afropacífico, agrupación que –pese a todas las dificultades y hasta momentos de necesidad– ha conseguido grandes hitos como ganar Colombia Al Parque, participar en el Festival Petronio Álvarez, viajar a Italia como invitados especiales a la Feria de Milán (la principal exposición comercial de dicho país), calificar en Hermoso Ruido, presentarse en Estéreo Picnic, ganar con el showcase de Barcú y, gracias a esto, presentarse en el Festival Glastonbury de Inglaterra el año pasado.

Absalon Sinisterra entrevista Revista DC. Foto: extraída de facebook.com/Absalonyafropacifico
Foto: extraída de facebook.com/Absalonyafropacifico

Sobre esta experiencia en Inglaterra, el también intérprete de la marimba de chonta cuenta que, como acostumbra en muchas ocasiones, prefirió no investigar sobre a donde iba para sorprenderse, más porque surgió justo en un momento complicado para la banda.

Allá, además de su presentación en el festival, estuvieron en la BBC de Londres, tocaron en la galería Saatchi y hasta, por invitación de la esposa del embajador de Colombia, se quedaron unos días más luego de Glastonbury. Sobre este concierto, Absalon habla de sentimientos encontrados. “Cuando subimos a la prueba de sonido, tenía el corazón a mil, pero cuando ya empezamos la primera pieza musical, todo me aterriza: ‘carajo, soy merecedor de un buen premio y a gozar se ha dicho’. Y cuando vez que hay gente que no habla tu idioma, que no consume tu música pero que se la disfruta, tú te sientes como dicen popularmente realizado”.

A propósito de que este 21 de mayo se celebra el Día Nacional de la Afrocolombianidad, y en un contexto complejo para los músicos debido a la pandemia del COVID-19, en Revista DC entrevistamos a Absalon Sinisterra. Esto fue un poco de lo que nos contó:

Absalon Sinisterra entrevista Revista DC. Foto: extraída de facebook.com/Absalonyafropacifico
Foto: extraída de facebook.com/Absalonyafropacifico

DC: La música es su bandera para compartir la tradición del Pacífico colombiano, pero ¿cómo ha respondido el público colombiano que desconoce esta cultura?
A.S.: La música obviamente ha sido mi bandera, no solo para darme a conocer al mundo sino para sobrevivir a las circunstancias. El público ha respondido muy positivamente a mi estilo, a la forma particular de cantar y escribir y es lo que nos ha permitido ir paso a paso. Entonces la respuesta del público ha sido muy positiva para nuestro proyecto.

DC: Comenzó cantando en buses y el año pasado con Afropacífico fue al Festival Glastonbury de Inglaterra, ¿qué le ha enseñado esta difícil pero comprometida tarea?
A.S.: Uff... ¿Qué me ha enseñado? A ser el hombre más aguantador del mundo porque con esto de la música, además de vivir bonito de ella, los desplantes, todo ese tipo de cosas que son adversos a la energía positiva que necesita uno para hacer la música y el arte, a pesar de tener todas esas cosas, me ha enseñado a ser aguantador. La verdad es que, si no hubiese tenido ese compromiso con la música y con el arte, y esas ganas de vivir de lo que hago, creería que ya hubiese hecho otra cosa y los resultados hoy en día no hubiesen sido los mejores. Entonces el aguante, el sostener, el vivir en los momentos más complejos de la carrera y de la vida misma de uno es lo que me ha tenido en pie para seguir trabajando e ir escalando y gracias a Dios, a ese aguante, he podido llevar mi música a otros países.

Absalon Sinisterra entrevista Revista DC. Foto: cortesía artista
Foto: cortesía artista

DC: Ahora estamos en medio de una pandemia, ¿cómo ha hecho en este tiempo?
A.S.: Este tiempo extraño, como lo llama un amigo, yo lo llamo el negocio va mil porque mientras algunos sufrimos por la cuestión de no poder trabajar y que las cosas que estaban previstas se cayeron, y por eso tú no ganas, el negocio va a mil porque mientras eso pasa, otros se roban la plata... Todo lo que tú sabes de lo del gobierno maluco está haciendo, que priman otras cosas antes que la prioridad de la vida de las personas o sabiendo que todo esto es complicado.
En materia directa, nosotros los músicos estamos muy desamparados en este tema. Nos sentimos muy mal porque también pagamos servicios públicos, impuestos, los que somos padres tenemos que darles una educación a nuestros hijos... Y cuando no hay la esperanza de donde pagar, por mucha tranquilidad que uno tiene, uno se desespera. Entonces los músicos nos sentimos desamparados y desprotegidos con esta vaina. Si nosotros supiéramos que en julio o agosto, septiembre ya uno vuelve a su actividad, y a raíz de eso se están moviendo cosas, uno la pasaría no tan desesperado. Pero cuando el camino está bastante incierto, el desespero es mayor. Por eso la estamos pasando mal todos los músicos, no tenemos una voz de aliento, de esperanza.
En mi caso personal, allí hemos ido... Uno tiene que ser agradecido y gracias a Dios todos los días comemos y hay que echar la olla. Por ese lado no me puedo quejar, pero la desesperación es mayor. Dicen que nos reinventemos, pero muchos de nosotros los músicos no tenemos unos equipos técnicos o herramientas para hacer cosas, para hacer un buen concierto online (…). Por allí otra cosa es que hay unas convocatorias, pero por no tener muchos recursos técnicos en nuestras casas no podemos aplicar.

Absalon Sinisterra entrevista Revista DC. Foto: cortesía artista
Foto: cortesía artista

DC: ¿Qué mensaje le daría a todos esos músicos en esta situación?
A.S.: A todos los músicos que queremos vivir y seguir compartiéndole al público nuestras músicas, no perdamos la esperanza, como dicen los viejos: “no hay mal que dure 100 años ni cuerpo que lo resista”. Que, en el espacio menos adecuado para hacer música, hagamos música. Porque tenemos un instrumento que se llama nuestro cuerpo para hacer música, con las palmas, con los pies... así que esto tiene que pasar pronto. Ojalá y cada uno tenga algo nuevo qué mostrar en su proyecto. Yo en mi caso tengo ya varias canciones que van a ser un éxito...Bueno, no lo sé, pero seguro la gente las va a disfrutar mucho.

DC: A propósito del día de la Afrocolombianidad, ¿cómo podemos, como ciudadanos, realzar la importancia de estas raíces en el país?
A.S.: No olvidemos muchas cosas ancestrales, por olvidar las cosas es que nos pasa lo que nos pasa. Yo invito al pueblo colombiano que no se olvide del pueblo afro, que el pueblo afro tiene muchas cosas buenas como cualquier otro. Somos inteligentes, en cada rama de lo que hacemos nos destacamos, entonces el pueblo afro pide oportunidades, espacios, porque tiene talento. Necesita que sus derechos sean reconocidos. Que el gobierno no se olvide que esta población le ha dado mucho desde sus ancestros a esta humanidad que estamos viviendo que se llama Colombia y a la humanidad en general. Entonces, digo esto con rabia: que no miren la prisa del negro como sospechosa, porque no lo es. Cada uno camina con su propio afán, entonces si cada uno lo hace, porque mi afán es sospechoso.
Lo otro es que nos sentimos orgullosos de tener lo que tenemos, de ser negros, nos sentimos orgullosos de llevar nuestra bandera cada día más allá, que es la bandera afro, esa bandera guerrera, de resistencia, que te ayuda, que te enorgullece llevar siempre adelante. Entonces, al pueblo colombiano le pedimos eso, que nos unamos, que trabajemos juntos porque si lo hacemos la fuerza es mayor. Pero que no vean la prisa del negro como sospechosa, porque no lo es.

Facebook: Absalonyafropacifico
Instagram: @absalonyafropacifico
YouTube: Absalon y Afropacífico
Spotify: Asbalon & Afropacífico

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Etiquetas

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad