El tejo: tradición, deporte, moda y pola | Revista DC
Tejo en Bogotá, monumento en Turmequé, Boyacá Monumento en Turmequé. Foto: Sfabarafe. Wikimedia Commons (CC BY-SA 3.0)

El tejo: tradición, deporte, moda y pola

No hay mejor parche en nuestro país que acudir en familia o amigos a tardear en un campo de tejo. La historia nos remite al cacique Turmequé; y, en la actualidad, hay hasta tures para turistas y más de 5.000 deportistas registrados en la Federación. Sí, señor, esta modalidad también se practica sin hacer uso de la pola.

Aunque los datos históricos sobre su origen son variados, coinciden en que, como su nombre lo indica, esta práctica nació en el municipio boyacense Turmequé. Allí, los muiscas se reunían para realizar intercambios comerciales con otras comunidades, y de esta manera –se cree–, llegó el disco de oro a sus manos, quienes supieron darle un uso recreativo que amenizaba sus ceremonias místicas.

Tejo en Bogotá. Club de tejo La 76. Foto: Nautak
Club de tejo La 76. Foto: Nautak

Lo que no dista mucho de la actualidad, en la que familias enteras se reúnen a jugar dándole la oportunidad de lanzar el disco hasta a los más pequeños, logrando así que la tradición se mantenga viva.

Su impacto en la idiosincrasia colombiana llevó a que en el 2000 se reconociera como deporte nacional y en enero de este año se declarara Patrimonio Cultural e Inmaterial de Colombia.  

Tejo en Bogotá. Turmequé. Foto: JuanGris (Lucía Estévez). Wikimedia Commons (CC BY-SA 3.0)
Monumento en Turmequé. Foto: JuanGris (Lucía Estévez). Wikimedia Commons (CC BY-SA 3.0)

¿Dónde jugar tejo?
La primera recomendación sería pegarse la rodadita al municipio de Turmequé, donde tienen su propio coliseo. Desde Bogotá se llega muy fácil: Autopista Norte vía Tunja, después de recorrer 105 km, a mano derecha se encuentra el desvío.

También, en la capital colombiana hay un sinnúmero de sitios para jugar turmequé, y es que casi cada barrio tiene un lugar de confianza y tradición. Aquí algunos recomendados:

Campo de tejo Villa Betania
Este es un lugar que se ha vuelto muy popular entre los jugadores amateurs de tejo gracias a los torneos relámpago que allí se realizan; así como por los shows musicales en vivo que ofrecen cada tanto y que acompañan con seductoras rifas.

Dónde: Calle 65 # 95-88
Horario: jueves a sábado, 11:00 a.m. a 11:00 p.m.
Precios: 1 petaco de cerveza por cada 2 horas de cancha, desde $60.000 hasta $90.000
Teléfono: 3192985655
Facebook: Campo de Tejo Villa Betania


Canchas de tejo La Oficina
Pola, comida típica y buena música, son tres cosas que hacen de este lugar un verdadero paraíso para los amantes del tejo, sobre todo para aquellos quienes tienen la fortuna de trabajar cerca y pasar a jugar tras una ardua jornada laboral.

Dónde: Calle 69B # 70C-81
Horario: lunes a jueves, 1:00 p.m. a 10:00 p.m.; sábados y domingos, 11:00 a.m. a 11:00 p.m.
Precios: consumo mínimo de un petaco de cerveza, $90.000
Teléfono: 3014773831
Facebook: Canchas De Tejo La Oficina


Tejo en Bogotá. Club de tejo La 76. Foto: Nautak
Club de tejo La 76. Foto: Nautak

Club de tejo La 76
Rodeado de restaurantes se encuentra este club de tejo que seduce a los visitantes con sus coloridas canchas y sus deliciosos platos típicos y bebidas, las cuales combinan a la perfección con esta práctica de antaño. Un lugar ideal para la familia.

Dónde: Carrera 24 # 76-56
Horario: turnos de juego fin de semana, 1:00 p.m. a 5:00 p.m. y 6:00 p.m. a 10:00 p.m.
Precios: consumo mínimo por línea, $360.000 (mínimo 12 personas)
Teléfono: 3214089696
Facebook: Club de Tejo la 76

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
publicidad