Entrevista con Jaime Manrique, treinta años sin Reinaldo Arenas.

Por: Esteban Hincapié Barrera.

Los años convulsos de una Cuba que marginó millares de personas en los años 80 y a
través del puerto de Mariel hacia los Estados Unidos, llevo a este escritor nacido en la
isla de Cuba a vivir al Estado de La Florida y posteriormente, en 1987 en la ciudad de
Nueva York.

Reinaldo Arenas fue víctima de acoso político debido a su homosexualidad.

Nace en 1943 en Aguas Claras y Fallece el 7 de diciembre de 1990 en la Gran Manzana dejando una nutrida y sentida obra que se dio a conocer gracias a la película sobre su autobiografía: Antes de que anochezca, estrenada en el año 2000.

Entrevista con Jaime Manrique.

Imagen tomada de Facebook Jaime Manrique.

Treinta años después del suicidio de Reinaldo Arenas, conversamos con Jaime
Manrique, escritor colombiano residente en USA hace varias décadas, quien le conoció
en Nueva York y ha sido cultor de su obra.

¿Conocías a Reinaldo antes o después de su llegada a los Estados Unidos?

Dentro de ciertos círculos intelectuales latinoamericanos se hablaba acerca de Reinaldo.

Los castristas se burlaban de él, decían: “Reinaldo hace todas esas cosas porque está
enamorado de Fidel”.

Escritores latinoamericanos como Octavio Paz y Vargas Llosa lo defendieron por denunciar abusos a los derechos humanos, y la persecución a los homosexuales fuera del armario en la isla.

Imagen tomada de Facebook Reinaldo Arenas

¿Cómo y dónde se dio el encuentro?

Yo he escrito acerca de esto varias veces.

En mi libro Maricones Eminentes menciono que Reinaldo y yo teníamos el mismo agente literario, Thomas Colchie. Cuando Reinaldo llegó a Nueva York, Tom me dijo que quería presentarme a Reinaldo porque él no conocía otros escritores latinoamericanos en la ciudad.

Reinaldo vivía a la vuelta de mi casa, Tom nos puso una cita, y nos encontramos.

¿En la narrativa del autor cubano, queda una afiliación a las geografías que le sucedieron?

Yo diría que las afiliaciones son muy fuertes: Reinaldo escribió algunos de sus textos más
valiosos en los Estados Unidos.

Está, por ejemplo, esa obra maestra que es Antes que anochezca; una de las más grandes autobiografías del siglo XX.

Escribió también varios cuentos antológicos, que satirizan ferozmente el mundo cultural e intelectual cubano de Miami. Escribió su novela El Portero, que sucede en Manhattan. Y al final de sus días, escribió su mejor cuento, “Mona”, que es una joya espléndida.

Escribió también varios poemas inspirados en la Gran Manzana. En su novela póstuma, El color del verano, Cayo Hueso (Key West) es mencionado al principio y al final de la novela.

Imagen tomada de Facebook Reinaldo Arenas

¿Qué papel juega Reinaldo Arenas, en tu libro Maricones eminentes?

Maricones Eminentes es una colección de diferentes piezas que escribí a través de los
años, sin pensar que estaba armando un libro. Las “piezas fuertes” del libro cubren las
vidas y obra de tres escritores importantísimos, García Lorca, Manuel Puig y Reinaldo Arenas quienes fueron perseguidos por ser homosexuales, y por razones políticas.

El texto sobre Arenas lo escribí como una especie de obituario personal y para
desahogarme pues su suicidio me había afectado muchísimo.

Fue publicado en el boletín de PEN American (que en esa época era impreso). Ese boletín circulaba exclusivamente entre los miembros del PEN, que son varios miles.

Me sorprendió mucho que apenas apareció me llamaron algunos escritores reconocidos para decirme que les había parecido muy conmovedor. Una mañana llamaron del PEN para
comunicarme que Susan Sontag había leído el obituario y que me invitaba a una fiesta
en una galería de Soho para celebrar la publicación de Alice in Bed.

Yo, por supuesto, no podía creerlo. La recepción resultó muy intima: había muy pocas personas en la recepción. Me le presenté a Susan Sontag y le di las gracias por invitarme. Me dijo que mi obituario de Reinaldo le había gustado mucho.

Tuvimos una conversación larga en la que habló de que sufría mucho porque algunos gays la acusaban de homófoba porque ella no se declaraba públicamente como lesbiana. Así comenzó una amistad muy importante para mí.

La ultima vez que la vi, me dijo: “Tú sigue haciendo lo que estas haciendo”.

Imagen tomada de Facebook Reinaldo Arenas

¿Qué consideras que dejó como legado para la literatura latinoamericana la obra de arenas?

En Latinoamérica y España, Reinaldo es un escritor poco conocido.

En los Estados Unidos se hizo famoso solo después de su muerte, cuando se estrenó la película de Julián Schnabel con Javier Bardem.

Su autobiografía fue un éxito en ventas. No conozco muchos escritores latinoamericanos que hayan tenido amistad con Reinaldo, pero se habla muy poco de él y su obra en el mundo de habla hispana.

Por otro lado, Reinaldo es un escritor tan singular, audaz, hermético y excesivo que es imposible imitarlo en el mundo académico, lo siguen enseñando en los Estados Unidos.

Conozco profesores en Colombia que lo enseñan. Pero muchos escritores menos talentosos e importante son más leídos… Yo creo que tiene algo que ver con su homosexualidad, desafiante y revolucionaria. Y su espíritu indomable.

 

Recomendado

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Advertisment