Los cursos virtuales, una exitosa manera de aprender desde casa

La tecnología ya lleva tiempo presente en el mundo educativo, pero quizás no hasta el punto que podemos observar hoy en día.

Por diferentes motivos, cada día hay más posibilidades de seguir formándonos de manera online y desde cualquier lugar mientras contemos con un dispositivo y buena conexión a internet.

Aunque la presencialidad sigue en la mayoría de los centros de formación y universidades, podemos encontrar oferta educativa a distancia muy extensa con grados, maestrías o cursos.

La oferta es muy diversa y de diferente grado de profundidad. Encontramos desde los ahora populares webinars, un seminario que permite la interactividad entre usuario y conferenciante para hablar de un tema concreto, hasta titulación universitaria reconocida, pasando por cursos de diferente nivel de profesionalización.

Las temáticas también son muy variadas como el uso de las redes sociales, aprender a degustar productos concretos o usar programas muy especializados de ordenador.

Otro aspecto que destacar es el precio. En la mayoría de las ocasiones, el hecho de no tener que comprometerse en un horario concreto al instructor o al centro educativo hace que los precios sean más competitivos, aunque siempre puede haber excepciones.

Además, muchos cursos pueden verse afectados por descuentos y rebajas en el precio fruto de las numerosas ofertas que se presentan constantemente en la red.

No podemos obviar la posibilidad de ahorro que supone la no necesidad de desplazarse hasta un espacio físico concreto para el propio alumno.

También se debe destacar el ritmo del proceso educativo y la libertad que supone.

Al usuario se le ofrece diferente material didáctico, en formato físico o digital, y un tutor que le acompañe en el aprendizaje. Con esto, el alumno tiene la posibilidad de organizarse de la manera que mejor le convenga según las obligaciones y prioridades que tenga.

Que cada uno pueda establecer sus rutinas es uno de los aspectos mejor valorados de este tipo de formación.

Los cursos más demandados

Uno de los clásicos desde la aparición de la formación digital han sido los cursos de idiomas. Siguen siendo muy demandados, pero ya no son la prioridad hoy en día. Aprender inglés o italiano ya no está en el podio de la demanda.

Los usuarios reclaman en primer lugar los cursos de electrónica, haciendo énfasis en materias concretas de carreras como ingeniería y robótica.

Esto se debe a que es uno de los atributos más demandados por muchas empresas.

También en el mundo de los deportes electrónicos se pueden encontrar varios cursos virtuales para seguir aprendiendo.

Ejemplo de ello son plataformas como Chess.com, que ofrece lecciones para diferentes niveles para la práctica del ajedrez; PokerStars, que tiene una academia de poker que hace énfasis en herramientas interactivas y pruebas de esta disciplina; o The Global Esports Academy, la cual ofrece un abanico de cursos sobre juegos populares como Fortnite, League of Legends o la actual edición de FIFA.

Las disciplinas artísticas siempre despiertan mucho interés.

Debido a la consolidación de las redes sociales, muchos usuarios han reclamado mejorar sus capacidades fotográficas y de diseño gráfico, sobre todo enfocadas a encontrar la belleza y reclamar la atención de los seguidores y, desde un punto de vista del marketing empresarial, de poder captar la atención y fidelizar clientes.

Foto: c.pxhere.com

Otra actividad muy demandada en este tipo de cursos es ampliar conocimientos en un programa concreto.

No solamente Adobe Photoshop o Illustrator, ideales para retocar fotografías y diseñar, han cautivado a los usuarios. Muchos profesionales han querido mejorar sus capacidades con programas tan útiles como Microsoft Excelel popular software de hojas de cálculo.

Saber usar este programa puede ahorrar mucho tiempo y es un valor añadido para cualquier trabajador.

Finalmente, cabe comentar aquella formación centrada en nuestro bienestar. La nutrición es uno de los sectores que más han crecido en importancia en los últimos tiempos, haciendo hincapié en la calidad de los alimentos y el mantenimiento de unos buenos hábitos.

También, y no menos importante, cabe comentar la salud mental, donde sus cursos se han centrado en saber gestionar situaciones de dificultad y canalizar la frustración.

Recomendado

Comentarios

Advertismentspot_img