La plaza del grito de independencia | Revista DC
Plaza Distrital de Mercado del 20 de Julio. Foto: Elodie Chrisment Plaza Distrital de Mercado del 20 de Julio. Foto: Elodie Chrisment

La plaza del grito de independencia

La Plaza Distrital de Mercado del 20 de Julio es una de las ocho plazas que cuentan con un área donde los campesinos venden lo que cultivan. En total, este sitio tiene 341 puestos de frutas, verduras, carnes, misceláneas, yerbas y abarrotes.

Por María Antonia León

Hace cuarenta y cuatro años entró en funcionamiento esta plaza y hoy sigue siendo una de las más importantes de Bogotá. La frescura y presentación de los productos hablan por los comerciantes: el brillo de las fresas, la robustez de las guanábanas, la blancura de las yucas… todo parece haber salido hace unos pocos minutos de la tierra.

Plaza Distrital de Mercado del 20 de Julio. Foto: Elodie Chrisment
Plaza Distrital de Mercado del 20 de Julio. Foto: Elodie Chrisment

Mercado campesino
Adelaida Linares venía a la plaza a hacer mercado y aquí conoció a su esposo. Cuando se casaron empezaron a trabajar juntos en un puesto de frutas y verduras que actualmente se ubica en el área del mercado campesino, una zona que entra en funcionamiento los fines de semana y que exhibe los mejores productos que están en cosecha.

Acá tuvimos a nuestros hijos, y de hecho uno de ellos también tiene su puestico aquí. Vendemos de todo: mandarina, la tangelo, el mango y la fresita. Traemos productos de Tunja, Subía, el Sisga y otros pueblos aledaños. Recibimos la mercancía los jueves y trabajamos de viernes a lunes, hasta que vendemos todo”, explica Adelaida.

Vendedora en la Plaza Distrital de Mercado del 20 de Julio. Foto: Elodie Chrisment
Vendedora en la Plaza Distrital de Mercado del 20 de Julio. Foto: Elodie Chrisment

Yucas y yerbas
La plaza funciona bajo la mirada y la protección incesante de la Virgen del Carmen, a quien muchos reconocen como patrona de las plazas de mercado. En el 20 de Julio la tradición religiosa es tan fuerte que se traslada de generación en generación, y así como se vive en las calles y en las cercanías de la iglesia, también se puede encontrar en una vitrina de vidrio opacado, junto al puesto de yucas de Miguel Antonio Vargas, que es el que la cuida.

Por tradición, todos los 16 de julio se celebra el día de la Virgen. Este año lo vamos a hacer el 19. Hacemos una procesión por las calles, traemos orquesta, encendemos juegos pirotécnicos e invitamos a la comunidad. Es una fiesta muy bonita. Cuando yo llegué la Virgen ya estaba, pero como buenos fanáticos todos los años la arreglamos”, comenta.

Plaza Distrital de Mercado del 20 de Julio. Foto: Elodie Chrisment
Vendedora en la Plaza Distrital de Mercado del 20 de Julio. Foto: Elodie Chrisment

Pero la Virgen del Carmen no es la única que hace los milagros allí. Sumergida en un caparazón de yerbas trabaja Ana Mercedes Huérfano, quien asegura que, si se saben usar, las plantas pueden curar: bajan el colesterol, los triglicéridos y el azúcar; mejoran el cáncer y ayudan a quemar grasa y bajar de peso. Entre estas últimas son famosas la quiebra-barriga, la desvanecedora y la alcachofa.

Yo llegué aquí desde que estaba en la barriga de mi mamá. Lo que tiene la plaza yo estoy en la plaza. Antes estaba en la parte de frutas y verduras con el campesinado, pero hace veinticinco años estoy en el negocio de las yerbas”, explica Ana.

Gilberto León Torres. Foto: Elodie Chrisment
Gilberto León Torres. Foto: Elodie Chrisment

Para clientes peludos y emplumados
Gilberto León Torres llegó a la plaza hace cuarenta años por medio de sus padres. Siempre ha estado en el mismo puesto, en el centro del gran pabellón con jaulas y nidos, comida y pajares: vende productos para mascotas de dos y de cuatro patas.  En sus mini-vitrinas se pueden encontrar artículos muy curiosos: diminutos suéteres tejidos en crochet, cascabeles en forma de huesos y animales de plástico que cuando se aprietan suenan como trompetas.

Mi infancia ocurrió en medio de la verdura, de echar bultos al hombro y recoger cajas de madera, como se usaba en ese tiempo. Uno aquí se cría de una manera ejemplar. A veces nos catalogan como ‘plazudos’, pero podemos ser más decentes que otros”, afirma Gilberto.

A pesar de que la proliferación de vendedores ambulantes se roba algunos de los clientes de la plaza, los comerciantes que trabajan en el interior compiten con productos de calidad y un excelente servicio. Su sonrisa siempre está abierta y su espíritu siempre encendido.

Dónde: Carrera 6 No. 24-60 Sur
Horarios: lunes a viernes, 7:00 a.m. a 5:00 p.m. (excepto los jueves, cuando se cierra a las 2:00 p.m.); sábados y domingos, 6:00 a.m. a 6:00 p.m.; festivos, 7:00 a.m. a 3:00 p.m.

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
publicidad