Todo hombre es una historia: DC conmemora al Titán, Elkin Ramírez con emotiva entrevista

Un día como hoy, 29 de enero, recibíamos la triste noticia de la partida de uno de los artistas más contundentes, talentosos y queridos por el público: Elkin Ramírez.

Por esta razón, Revista DC quiere recordarlo con la entrevista que nos ofreció en julio del año 2014, para nuestra edición 56.

De igual manera, haremos un recorrido por su música, la que marcó varias generaciones que vibraron y cantaron al son de una de las voces más potentes del rock colombiano.

Entrevista

A pocos días de celebrarse en Bogotá dos recitales de la banda en reconocimiento de sus treinta años de historia, Elkin Ramírez, voz y fundador del grupo, nos hizo un recorrido por los mejores momentos de Kraken, nos habló de sus gustos y de su pasión por lo que mejor sabe hacer.

Elkin Ramírez – Imagen DC
DC: ¿Cómo surgió una leyenda llamada Kraken en una Medellín tan católica?

Surgió a mediados del año 1984 como una agrupación ciento por ciento rockera, que interpretaba temas de grandes agrupaciones de ese género.

Con el tiempo decidimos atrevernos a componer nuestros propios temas y con el paso de los días el esfuerzo, la constancia y la dedicación nos han permitido alcanzar objetivos artísticos dentro y fuera de Colombia.

Las religiones no son tema de inspiración para mí, sus inconsistencias dejan mucho que decir. Quien vive bajo la culpabilidad de un régimen religioso nunca dejará de ser un esclavo.

DC: ¿Cuáles eran las influencias estéticas de la época y qué pasaba socialmente en Medellín?

Las influencias procedían del arte pop ligadas al modernismo, muchas de ellas ignoradas en su momento, pues el narcotráfico se había tomado la ciudad y muchos artistas se vendieron al mejor postor.

La vida dejó de tener valor y todos aquellos que se atrevían a hacer propuestas artísticas debieron trabajar en la clandestinidad, entre el caos y el miedo.

Tal vez los rockeros éramos los únicos que estábamos proponiendo abiertamente algo diferente, sin temor y sin resignación.

DC: ¿Qué recuerda en su primer concierto el 22 de septiembre de 1984?

Un lleno total esa noche. Kraken inició su camino en el desaparecido Teatro Lux del barrio Manrique. En Medellín.

Ese primer paso me llenó de alegría y gran satisfacción personal, pues yo había trabajado también como vocalista en otras agrupaciones en años anteriores, pero para entonces gozaba de un pequeño reconocimiento en la escena rockera de la capital paisa y gracias a mi terquedad pude lograr el primer objetivo propuesto con Kraken, que era darlo a conocer frente a un público cálido y masivo.

DC: Los grandes músicos venían de todas partes a grabar a Medellín. ¿Cómo un género tan “nuevo” llamó la atención a los disqueros?

La iniciativa nunca fue de los sellos fonográficos.

Había personas que trabajaban en los medios radiales que programaban y sabían de música rock y, de la mano con los músicos que siempre han estado dispuestos a grabar y a dejar huella con sus proyectos, lograron este importante objetivo.

Gracias a que había una gran audiencia radial, algunos de estos programadores de radio lograron entrar a trabajar en los sellos y fueron los que inquietaron y retaron a las directivas de las disqueras para darle una oportunidad al rock local.

DC: Cuando se habla de giras hoy, las fronteras son casi imaginarias. Pero en su época las travesías se hacían en Pullman. ¿Cómo era el asunto?

Las grandes agrupaciones rockeras mundiales aún se desplazan en Pullman, es algo normal; solo cuando el país o la ciudad es demasiado distante exigen a los empresarios que sea vía aérea.

Para Kraken viajar por vía terrestre en aquella época era toda una odisea, las carreteras y los Pullman no tenían las comodidades ni la infraestructura actual; sin embargo, lo disfrutábamos mucho porque podíamos compartir como amigos y manifestar nuestras inquietudes, sueños y expectativas.

Kraken todavía se desplaza por tierra si la ciudad del concierto está cerca de la capital colombiana y disfrutamos de la ida y del retorno.

Los viajes en avión se hacen continuamente, pues ya es más fácil y económico y quienes contratan nuestros servicios artísticos saben que merecemos dicha solicitud para el mejor rendimiento de la agrupación.

DC: ¿Cuándo aparece la figura del mánager en la banda?

Esa figura administrativa apareció cuando se requirió de un representante artístico para diligenciar y tramitar los conciertos con las empresas, entidades o empresarios que querían contratar nuestros servicios.

Durante estos treinta años del grupo, en todas sus etapas, he sido el representante artístico.

Pero prefiero el título de director general, es más acorde a mis intenciones y mis ideales.

DC: ¿Cómo era la relación con los pocos canales de comunicación de la época?

Kraken siempre ha tenido muy buenas relaciones con los diferentes canales o medios de comunicación, nunca los hemos considerado como enemigos.

Simplemente, depender o trabajar para ellos nunca ha sido un objetivo a cumplir. Son solo eso para mí: un medio, no un fin.

DC: ¿En cuál trabajo cree que la banda alcanza su “mayoría de edad”?

Con el álbum Kraken Una Leyenda del Rock, editado en 1999, la agrupación logra su mayoría de edad, si esa es la respuesta a su pregunta, pues considero que aún falta mucho para llegar a la madurez artística, eso es algo muy diferente. No todo aquel que envejece, madura.

DC: En el fútbol, los regionalismos llegan al extremo, pero en la música, afortunadamente, es distinto. ¿Qué significa Bogotá para Elkin?

La casa del Titán.

Imagen tomada de https://www.facebook.com/KrakenTitanOficial/photos/

Titán

Elkin Ramírez o Elkin Fernando Ramírez Zapata nació en Medellín un 26 de octubre del año 1962.

Desde muy joven mostró su gusto por la música, hizo parte de bandas como Kripzy, en el año 1981, siguiendo en el año 1983 con Ferrotrack y la que lo catapultaría al éxito: Kraken, banda que fundó y fue su voz desde 1984.

Kraken

La banda fue conformada inicialmente por Jorge Atehortúa en el bajo; Jaime Tobón, guitarra rítmica (reemplazado luego por Ricardo Posada); Hugo Restrepo, guitarra líder; Gonzalo Vásquez, batería y Elkin Ramírez como fundador y vocalista.

Junto a la banda grabó 9 álbumes y realizó innumerables giras nacionales e internacionales, donde recordamos del año 1986 el sencillo de 45 (RPM): “Todo hombre es una Historia” y “Muere Libre”, superando en ventas más de 10.000 copias.

Luego llegarían los inolvidables Escudo y Espada, Soy Real, Kraken II, donde se incluiría la conocida canción Vestido de Cristal; además de Kraken III, Kraken IV…Piel de Cobre, Kraken V… El símbolo de la Huella, Kraken… Humana Deshumanización, Kraken Filarmónico grabado en Bogotá con la participación de la Orquesta y el Coro Filarmónico de Bogotá, además de Kraken 30 Años, La Fortaleza del Titán, entre otros.

Sus conciertos fueron siempre llenos de fuerza y energía, destacamos sus apariciones en Rock al Parque, (presentaciones que, en varias oportunidades, contó con la asistencia de más de 70.000 personas),

También mencionamos sus presentaciones en El Coliseo de los Deportes, Gillman Fest en Venezuela, el Teatro del Ágora de la ciudad de Quito, festivales Villa Gessel y Cosquin Rock, en Argentina, donde su voz hizo vibrar a todos los asistentes que fueron a verlo.

Fueron más de 30 años de historia, que convirtieron a Kraken como un referente del rock nacional colombiano.

Imagen tomada de https://www.facebook.com/KrakenTitanOficial/photos/

Revista DC Lo conmemora con 7 de sus canciones más queridas y cantadas por todos:

  • Vestido de cristal
  • Frágil al viento
  • Silencioso amor
  • Escudo y espada
  • Lenguaje de mi piel
  • Todo hombre es una historia
  • No importa que mientas.

Bien diría Elkin Ramírez en su canción Lenguaje de mi piel: “Mentiras mi voz, aún no ha muerto”, y así será, al mantenerse vigente en los corazones y generaciones que recordarán al único, al gran Titán.

Recomendado

Comentarios

Advertismentspot_img